PIEDRAS SEMI PRECIOSAS


Las gemas y piedras de colores, por ejemplo, cuarzo, ágata, amatista, malaquita, se cortan, trabajan, ensamblan de manera armoniosa para componer losas de indudable belleza y encanto. La estética fascinante y variada hace de cada losa una pieza original en términos de tonos y vetas. Es un material capaz de dar magnificencia a cualquier decoración interior y con la retroiluminación se vuelve única y exclusiva. Sus cristales y colores brillantes la convierten en una piedra preciosa con alta resistencia al desgaste, a la compresión y a los agentes atmosféricos.