TRAVERTINOS ITALIANOS


El travertino italiano se caracteriza por una estructura porosa, vacuolar, cavernosa, en gran parte debido a los huecos que dejan los vegetales de las cuencas alimentadas por estas aguas, que, incorporadas por las incrustaciones de piedra caliza, luego desaparecieron por descomposición. Las variedades más ligeras y más podridas se denominan comúnmente piedra esponja, o esponja, y toba de piedra caliza.